Curso de monitores Curso de directores Inscripciones Volver

La Educación en el Tiempo Libre no es decir o hacer cosas sino la relación que se crea entre Monitor y chico/a.

Y en esta relación entra de lleno el Monitor con lo que es:
· siente
· piensa
· luces y sombras
· ideales realidades
· ideal de vida

Valores que todos los monitores deben transmitir:

1.- Alegría, sentido del humor, capacidad para desdramatizar y ver el lado bueno de las cosas. Si enseñamos a nuestros niños a vivir con alegría y se lo contagiamos, contribuiremos a que formen una personalidad sana, generosa y abierta.

2.- Respeto, tratar al otro tal y como desearías ser tratado tú.

3.- Respetar significa dejar que el otro sea el mismo, equivocarse y corregir sus errores y no colgarle constantemente etiquetas negativas ni tratar de que adapte su forma de ser y de comprometerse a nuestro capricho. Amor. Para dar y enseñar un amor como algo permanente. Un niño necesita amar con confianza y pensar que el amor es tan seguro como el amanecer, como la salida del sol cada mañana. Sólo la seguridad en el amor le dará suficiente consistencia interna y confianza en si mismo para afrontar las dificultades en su vida con madurez.

4.-Honradez, integridad, sinceridad, coherencia. Entre lo que pensamos, decimos y hacemos. Que lo demás puedan confiar en nosotros porque cumplimos lo que prometimos y respetamos lo que es de los demás
Si alguien tiene algo que ha sustraído hazle entender que ha cometido una mala acción. No le castigues ni culpabilices pero exígele que lo devuelva y reconozca que ha obrado mal. Así aprenderá a ser íntegro desde pequeño.

5.- Valentía y valor. Para encarar las dificultades y contratiempos. El niño tiene que aprender a hacer cosas que no le gustan pero que le convienen para su formación y saber que las dificultades serán sus compañeros de por vida. Sólo con valentía y valor lograrán superarlas.

6.- Fe, confianza y esperanza. Fe en si mismo. Confianza en sus capacidades. Capacidad para soñar y proponerse unas metas con ilusiones y entusiasmo y creer firmemente que lo lograrán cuando se lo propongan.

7.- Generosidad. Deseos de hacer el bien, de sentirse útil, de ser ciudadano del mundo y hermano de sus hermanos.

El Centro Cultural Ánade y la E.T.L. es consciente de que uno de los pilares importantes para la formación de los jóvenes que han de asumir las responsabilidades de animación y dirección de las actividades, son los cursos de monitores en actividades de Tiempo Libre a través de la Escuela de Tiempo Libre Ánade, reconocido oficialmente por la D.G.A. se titula a Monitores y Directores de Tiempo Libre, con cursos programados y una oferta amplia y sugestiva de monográficos para todos aquellos que sientan inquietud y quieran prestar su apoyo posterior en la formación de jóvenes aragoneses.

Como ejemplo pensar que la programación de actividades es una herramienta de nuestro trabajo de Monitores. Y requiere la formación de sus responsables.